Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso.

Reserva online y personaliza tu estancia

Vigo es hermosa, anímate a visitar los puntos más interesantes de nuestra ciudad.

Uno de los pulmones de la ciudad. Los primeros pobladores de Vigo se asentaron sobre sus laderas desde donde controlaban toda la ría. Podemos visitar restos castrenses del S.II y III a.c.

En la Edad Media, se construyó el Castillo de O Castro del que se conserva el primer recinto amurallado y parte del segundo, hoy en día uno de los miradores más espectaculares de la ciudad.

O Castro es también un estupendo parque botánico con gran variedad de especies autóctonas y foráneas. Destacan los pinos, cedros y camelias.

Las Cíes son el mayor tesoro de la Ría de Vigo. Bautizadas por los romanos con el nombre de islas de los dioses, el archipiélago se compone de tres islas: Monte Agudo, O Faro y San Martiño. Las dos primeras unidas por un largo arenal: la playa de Rodas, catalogada en 2007 por el periodo británico The Guardian como “la mejor playa del mundo”.

Cíes forma parte del Parque Nacional Illas Atlánticas, un paraíso de playas paradisíacas y aguas cristalinas. Solo admite 2.200 visitantes al día, por lo que es recomendable reservar plaza.

Para facilitar tu visita a las Islas Cíes, en verano y Semana Santa, el hotel Celta ofrece la posibilidad de reservar y recoger tus billetes en la recepción del hotel.

Las ostras son la perla gastronómica de la Ría de Vigo. Se cultivan en nuestra Ría desde la época de los romanos y se pueden degustar en la misma calle de las ostras (C/Pescadería). Déjate caer en la tentación de probar este exquisito fruto del mar.

Sumérgete en el corazón de Vigo y muy cerca encontrarás la calle de los Cesteiros, una calle muy estrecha donde podrás ir avanzando por un auténtico museo al aire libre de uno de los oficios artesanales más antiguos de Galicia: Os Cesteiros. En la misma calle hay varias tabernas en las que podrás saborear un buen pulpo á feira.

En el inicio de la calle de los Cesteiros nos encontramos con otro emblema de Vigo, la Plaza de la Constitución que da entrada al casco histórico de la ciudad. La plaza tiene planta rectangular y está rodeada de edificios antiguos de piedra con soportales y balcones con rejería de forja. Es un entorno muy agradable donde tomar algo ya que cuenta con numerosos bares y cafeterías en los soportales que sacan sus terrazas a la plaza.

De arena blanca y fina, mide unos 1800m de longitud, lo que la convierte en la mayor playa de Vigo.

Tiene un increíble paseo de 2km de obligada visita, sobre todo para deleitarse con el espectáculo que día tras día viene sucediendo al atardecer: la inigualable puesta de sol sobre las Islas Cíes.

Cuenta con cuatro aparcamientos públicos y está bien comunicada con la ciudad por medio de varias líneas de transporte público.

Además, dispone de múltiples servicios gratuitos como: piscinas, puesto de socorristas, acceso al arenal adaptado, canchas de baloncesto, zonas ajardinadas y terrazas.